31-05-2016

¡Dale movimiento a tu cuerpo! ¡Dale Salud!

La mayoría de nosotros no cuenta con todo el tiempo libre que uno querría y muchas veces terminamos dejando de lado la actividad física. Por lo que comenzamos de a poco a vivir una vida muy sedentaria. 

Las comodidades modernas, como las compras on line, trabajar frente a la computadora o mirar televisión son varias de las actividades que a lo largo del día nos convierten en sedentarios y como consecuencia terminan dañando nuestra salud.

Beneficios de practicar alguna actividad física

BENEFICIOS FISIOLÓGICOS

La actividad física reduce el riesgo de padecer: Enfermedades cardiovasculares, tensión arterial alta, cáncer de colon y diabetes. Ayuda a controlar el sobrepeso, la obesidad y el porcentaje de grasa corporal. Fortalece los huesos, aumentando la densidad ósea. Fortalece los músculos y mejora la capacidad para hacer esfuerzos sin fatiga.

BENEFICIOS PSICOLÓGICOS

La actividad física mejora el estado de ánimo y disminuye el riesgo de padecer estrés, ansiedad y depresión; aumenta la autoestima y proporciona bienestar psicológico.

BENEFICIOS SOCIALES

Fomenta la sociabilidad, aumenta la autonomía y la integración social. Estos beneficios son especialmente importantes en el caso de discapacidad física o psíquica.

Es importante tener una constancia en la actividad física y tener la voluntad de realizar estas actividades cotidianas para evitar el sedentarismo. No hay edad para realizar una actividad física y siempre es buen momento para comenzar.

No es necesario que vayamos al gimnasio para ejercitarnos, tambien podemos utilizar momentos cotidianos para hacerlo. Algunos ejemplos son: utilizar las escaleras (proporciona un ejercicio aeróbico que ejercita los glúteos), bajar una parada antes del colectivo o del subte, además de los que realizamos cuando limpiamos la casa. Cuando salimos a pasear el perro o vamos a hacer las compras a pie, no solo el cuerpo se ejercita sino que esto también es una actividad recreativa que ayuda a relajarnos.

 ¡Dale más movimiento a tu vida diaria!. Y si no es algo habitual en tu vida, comienza en forma gradual con las actividades cotidianas hasta encontrar la actividad que más te guste.

 



Compartir

COMENTARIOS