26-12-2016

Ya paso navidad pero.. ¿cómo vas a empezar tu año?

 

Para que comer rico en las fiestas no se convierta en un verdadero dolor de cabeza, les acercamos algunos consejos para que el comienzo de año no sea tan pesado:

1. No te saltees comidas. Es preferible que desayunes y meriendes más liviano para poder “negociar” en el almuerzo o cena. Para ello te recomendamos un buen yogurt descremado con cereales o leche y pan integral.

 

2. Los días o momentos previos a los festejos tratá de elegir alimentos livianos para evitar excesos. Entre ellos podes optar por frutas antes de la comida.

 

3. Optá por alimentos que tengan mucho volumen, pocas calorías y alto aporte de fibras, como verduras crudas, principalmente las de color verde; frutas, con control, prefiriendo las de mayor contenido de agua (cítricas, frutillas).

 

4. Usá la sal con moderación. Además, evitá excederte con los fiambres, embutidos, chacinados, pescados envasados, quesos, aderezos y salsas comerciales, alimentos en conserva (aceitunas, pickles, salsas), alimentos de copetín (palitos fritos, papas fritas, maníes, etc.), que son muy altos en sal y muchos, además, en grasas.

 

5. Elegí carnes magras. Cociná el pollo sin piel y eliminá la grasa visible de las carnes rojas. Podes cambiar la carne por el pescado.

 

6. Optá siempre por cereales y panes integrales.

 

7. Cuidá las porciones, no es necesario llenar el plato de comida. Trata de servirte porciones mas pequeñas para asi, poder comer pausado.

 

 

En resumen, el equilibrio y la moderación son palabras claves. Además, la actividad física puede ser una gran aliada para compensar los excesos y mantener nuestro peso y corazón saludables.

 

 

 



Compartir

COMENTARIOS