15-10-2015

VACAS TÓXICAS!

Se nos dice que debemos ingerir leche de vaca suficiente, ya que en ella se encuentra el CALCIO y otros nutrientes que el cuerpo necesita. Sin embargo, la realidad, dista mucho del argumento que la industria de alimentos nos ha hecho creer durante muchos años.

La leche contiene un sustancia llamada: “caseína (proteína de la leche)”, la cual trabaja en nuestro organismo impidiendo que absorbamos el calcio que ingerimos. La razón es que, al introducir un líquido como la leche en nuestro cuerpo, el pH de la sangre baja (lo cual es malo, ya que todas las enfermedades se producen al pasar el PH de nuestro cuerpo por debajo del nivel de equilibrio los 6.8 aprox, convirtiéndose en un pH ÁCIDO en sangre) y el organismo responde a este desequilibrio eliminando gran parte del CALCIO de nuestro cuerpo, para así equilibrar y restaurar nuevamente el pH en sangre.

La Academia Americana de Osteopatía Aplicada demostró en diferentes estudios, que las personas que ingieren leche frecuentemente contienen los niveles de calcio en su organismo por debajo de lo normal.

Los países que más leche consumen son, irónicamente, los que mayor población poseen con problemas de osteoporosis y problemas en huesos debido a la descalcificación.

Debido a la gran cantidad de leche diaria que se requiere de cada animal para que éste sea rentable, ha llevado a los productores a utilizar técnicas de hacinamiento y de alimentación de las vacas, que incluyen todo tipo de hormonas estimulantes y anabólicos de crecimiento.

Actualmente una vaca promedio produce unos 40 a 50 litros de leche diaria, cuando el normal en un animal alimentado naturalmente es de 2 a 5 litros diarios.

Las vacas ya no consumen pastura. Por tanto, esta alteración en la alimentación de los animales pone en nuestras mesas cientos de hormonas y sustancias químicas que no son eliminadas en los procesos de homogeneización y de pasteurización de la leche, sino que, por el contrario, son agravados debido a los agregados de conservantes, bacterias y otras sustancias que acabaran por alimentarse de los pocos nutrimentos que quedaron en la leche animal.

Está demostrado que el consumo de estas hormonas animales en los seres humanos altera por completo gran parte de nuestra flora intestinal, causando problemas en la absorción de otros minerales y vitaminas provenientes de otros alimentos. Este desequilibro es el clima ideal en nuestro cuerpo para que se provoquen enfermedades como tumores, cáncer, leucemia, obesidad, diabetes, algunas enfermedades de la piel, acné, etc.

Aquí CNN en ESPAÑOL nos expande sobre el tema de la leche tóxica: 

http://cnnespanol.cnn.com/2013/06/19/la-leche-y-sus-derivados-tienen-consecuencias-graves-para-tu-salud/#0

El siguiente video no es recomendable para personas sensibles.

Ver VIDEO "Vacas Tóxicas"

Dejanos aquí tu comentario!



Compartir

COMENTARIOS