23-02-2016

Temporada Verano, tiempo de hidratarse

La hidratación es tan importante como una buena alimentación, el agua forma parte de la composición del cuerpo humano y es necesaria para el correcto funcionamiento del organismo; cumple una función importante al mantener la temperatura corporal, además ayuda a la digestión, la absorción, la circulación y la excreción, es indispensable para el transporte de nutrientes y para un buen aspecto de la piel, entre otras.

 

 

 

 

Es imprescindible beber agua durante todo el año pero en verano con el aumento de la temperatura y la exposició al sol, perdemos mayor cantidad de líquidos, por lo cual es necesario reponerlo bebiendo más líquido de lo normal.

Aunque la sensación de sed nos impulsa a ingerir más líquidos, es una señal tardía cuando el organismo ya está deshidratado, por lo que deberíamos ingerir agua como parte de un plan de educación alimentaria.

Parte de la educación implica que bebamos más agua pura, es conocido a través de diferentes estudios los cuales  demuestran que el consumo de agua pura es de 21 %, siendo un 50 % la ingesta de líquidos como bebidas azucaradas, éste hábito proporciona un mayor aporte calórico a la dieta de los argentinos y predispone a la aparición de sobrepeso y obesidad.

Es alarmante que Argentina se encuentre como el país de mayor consumo de bebidas azucaradas llegando a un consumo de 430 kcal diarias por persona.

En promedio un adulto debería ingerir entre 2 y 3 litros diarios de agua, en contraposición los estudios revelan que estamos consumiendo preferentemente bebidas e infusiones con azúcar, lo que significa un aporte excesivo de calorías ocultas y ante el alarmante aumento de la prevalencia de sobrepeso y obesidad. Desde la infancia sería indispensable enseñar una selección saludable de los líquidos que consumimos a diario, insistiendo en la conveniencia de beber preferentemente agua.

 

 

Es muy importante el consumo de agua en los adultos mayores y niños, los adultos mayores ya que  tienen menos capacidad de conservar el agua corporal, asimismo tienen problemas como menos sensación de sed, lo que puede limitar su consumo voluntario de líquidos y los niños poseen mayor porcentaje de agua que los adultos, requieren un mayor recambio hídrico sumado a las actividades que los mantienen en continuo movimiento.

 

 

 

Con estas altas temperaturas, la mejor opción  para hidratarte es el agua pura, olvidarse de las gaseosas y bebidas azucaradas.

La mejor solución para el calor, es el agua.

FUENTE: Vanesa Sebastiano Lic. en nutrición M.N: 7.994 M.P: 3.293



Compartir

COMENTARIOS